Padres asumen el rol de maestro en casa

0

Cuando se tomó la decisión de cerrar las escuelas en Dallas y en el país para prevenir la propagación del coronavirus, de un día para el otro, millones de padres se vieron obligados a trabajar desde casa y a convertirse en maestros, sin dejar de criar a sus hijos. Hacer más de una cosa a la vez es un desafío, pero es igualmente una oportunidad.

B.H. Macon Elementary School siempre ha tenido presente el éxito de los estudiantes, por lo cual, se esfuerza en mantener la comunicación constante con los padres y la comunidad. Los padres son parte integral de la educación de sus hijos y ahora, en este nuevo papel como maestros, se les recomienda ayudar con el aprendizaje en casa durante la crisis del COVID-19.

Maritza López, madre de una alumna de prekínder en Macon, dice que su experiencia con el aprendizaje en casa le ha permitido acercarse a su hija y darse cuenta de su nivel académico. López trabaja tiempo completo desde casa, pero ha podido elaborar actividades divertidas para mantener a su hija interesada en el aprendizaje con la ayuda de su maestra, la Sra. Rosa Yabur.

“Este tiempo en casa nos ha permitido pasar más tiempo en familia”, dijo López. “Salimos a caminar juntos, disfrutamos pícnics en el patio, jugamos a las escondidas. Nuestros niños definitivamente están disfrutando de poder pasar tiempo con su mamá y papá”.

Durante varias semanas, los padres, maestros y estudiantes se han estado ajustando a la nueva realidad, quedándose en casa para respetar el distanciamiento social.

“Ha sido difícil hacer los deberes del hogar y al mismo tiempo enseñar a mis tres hijos porque tienen diferentes tareas, pero intento comprender que vale la pena para que mis hijos sigan aprendiendo”, dijo Brenda García, madre de un estudiante de primer grado. “Durante este tiempo, mi familia y yo hemos aprendido que siempre debemos estar preparados para cualquier tipo de problema que presente y hacer las cosas de la mejor manera para nosotros y nuestro futuro”.

Para otros padres como Mercedes Chiquito, madre de un estudiante de prekínder, a veces es difícil mantener una rutina. Se le ha dificultado realizar los quehaceres domésticos, preparar la comida y cuidar a los niños mientras que también los ayuda con sus tareas académicas, pero ha contado con gran apoyo del maestro de su hijo.

“En estos momentos en que la vida nos ha cambiado a todos, debemos ser agradecidos por todo lo que tenemos y no perder la fe”, dijo Chiquito. “Espero que volvamos a la normalidad pronto para que mis hijos puedan salir sin miedo y regresar a su escuela para ver a sus maestros y compañeros”.

Lo más importante que pueden hacer los padres con sus hijos durante este momento de aprendizaje en casa es crear una rutina que seguirán cada día.

“Los maestros están a solo una llamada o un correo electrónico para ayudar a los padres”, dijo Antonio Verduzco, director de Macon. “Estamos agradecidos por la comprensión, cooperación y esfuerzos que los padres están haciendo durante estos momentos difíciles. Como los primeros maestros de sus hijos, han asumido el rol de maestro y padre, y nunca podremos agradecerles lo suficiente y esperamos que al hacer cada tarea, un paso a la vez, ayude a su hijo a continuar con el aprendizaje cada día”.

¡Gracias a la comunidad de Macon por ayudarnos a hacer la diferencia juntos!

Share.

About Author

Connecting you to the personalities, places and perspectives of Dallas ISD