Hinojosa se une a superintendentes y distritos del país para solicitar al Congreso fondos adicionales para escuelas públicas

0

Hoy, el superintendente Michael Hinojosa, junto con el Council of the Great City Schools (CGCS), la coalición principal de los distritos escolares públicos urbanos más grandes del país, exhortó al Congreso a que apruebe fondos nuevos para los distritos escolares locales en la siguiente ronda de asignaciones suplementarias que se otorgarían por causa del coronavirus.

En una carta al Congreso de los Estados Unidos, el CGCS solicita una asignación federal adicional de $175 mil millones en fondos de estabilización educativa a ser distribuidos a nivel local por medio de la fórmula de Título I. Asimismo, el grupo insta al Congreso a proporcionar $13 mil millones adicionales para la Ley para la Educación de Individuos con Discapacidades (IDEA), $12 mil millones en fondos adicionales para el programa Título I, $2 mil millones para el programa E-Rate para tecnología y fondos de emergencia para infraestructura que incluyan a las escuelas públicas.

La carta, firmada por 62 superintendentes de distritos escolares en ciudades grandes, que incluye al superintendente Hinojosa, pide a los legisladores federales apoyo económico para contrarrestar los costos imprevistos que los distritos están asumiendo. Estos incluyen proporcionar alimentación a los estudiantes y tener que adaptar la instrucción tradicionalmente realizada en un plantel escolar al hogar de los alumnos, a raíz del cierre de las escuelas. Además, aunque las escuelas han hecho un esfuerzo importante por posibilitar la instrucción a distancia, los distritos escolares continúan necesitando recursos para proveer dispositivos electrónicos de aprendizaje y conexiones a internet para cada alumno.

Debido a la disminución de ingresos estatales y locales, que resultaría también en una significativa reducción de ingresos para los distritos escolares, varios de ellos en ciudades grandes proyectan una disminución de 15 a 25 por ciento en los ingresos totales el próximo año escolar. Según el CGCS, una pérdida estimada de 20 por ciento en ingresos estatales y locales podría resultar en el despido de aproximadamente 275,000 maestros particularmente en distritos escolares públicos en ciudades grandes.

“Con fondos federales adicionales, las escuelas públicas del país podrán llevar a cabo clases de verano, ampliar el día escolar luego de reabrir en el otoño, retener y estabilizar al personal docente, afrontar las necesidades de nuestros estudiantes más vulnerables, reducir la brecha digital y tener la oportunidad de salvar el futuro de millones de niños y jóvenes”, indica la carta.

Share.

About Author