Programas artísticos de Dallas ISD promueven la inclusión y multiculturalismo

0

Leah Longoria Huggins se enfrentó con un reto profesional cuando empezó a dar clases de baile en Sunset High School.

La nueva directora de baile abrió el ropero de disfraces en su primer día de trabajo en el 2010. Le sorprendió encontrar sólo trajes de baile folklórico.

“Me impactó porque no conocía nada sobre el baile folklórico”, dijo. “Sabía que los niños probablemente practicaban baile folklórico y que era importante. Para poder enseñarles, y sentirme segura al presentar este programa, necesitaría tomar clases particulares”.

Pasó un año aprendiendo la técnica, el movimiento de las faldas e incluso los antecedentes culturales y regionales de esta danza mexicana tradicional. Hoy, el Baile Folklórico (conocido en inglés como Folkloric Dance) forma parte del plan de estudios en todos los programas de baile de Dallas ISD.

“Estamos elevando al Baile Folklórico al mismo nivel que el Ballet Clásico y la Danza Moderna”, indicó la directora de Teatro y Baile de Dallas ISD, Rachel Harrah. “Nuestro objetivo constante es asegurarnos de que todos los estudiantes de baile reciban un entrenamiento de baile ejemplar, independiente del género o de la disciplina, para poder tener la opción de seguir adelante con su pasión por el baile en la universidad o a nivel profesional. De hecho, varios de nuestros exalumnos han recibido becas para asistir a la universidad como resultado de su participación en Sunset Folclórico Dance Company”.

Harrah se sentó con el público durante un concierto de baile de primavera de Sunset Dance Company. Recuerda con cariño haber platicado con uno de los padres que habían nacido en México y que no había visto un Baile Folklórico desde su infancia.

“Cuando hacemos esa conexión con nuestros alumnos y con los padres, de repente se convierte en un ambiente acogedor en el que las experiencias de sus vidas tienen valor y significado”, explicó Harrah. “Es sumamente importante recalcar a la comunidad, a nuestros estudiantes y a los maestros, que todo lo que forma parte de quienes son y lo que aman es importante, relevante, y que definitivamente forma parte esencial de lo que hacemos a diario”.

Juan Tapia es un estudiante en el último año de preparatoria que está tomando clases con la compañía de baile. Conoció a sus mejores amigos en la clase y dice que siempre se ha sentido motivado a dar su mejor esfuerzo. Ante todo, Tapia explicó que ha logrado descubrir parte de su identidad cultural a través del baile.

“Yo nací aquí. No voy muy seguido a México y mis padres no comparten mucho de dónde son”, explicó. “El Baile Folklórico me permite aprender más sobre México y mi cultura”.

La música del mariachi permite que los estudiantes aprendan sobre las tradiciones de otras culturas

Así como la directora, la maestra María “Lupe” Vargas-García también encontró inspiración en los artículos olvidados en un armario.

Ha sido maestra de música en W.E. Greiner Exploratory Arts Academy desde hace 11 años. Vargas-Garcia se graduó de Greiner y apenas recuerda que existía el programa de mariachi cuando estaba en la secundaria. En el 2009, encontró guitarrones y vihuelas viejos en un armario, lo que la llevó a organizar un conjunto de mariachis para estudiantes.

Lo que comenzó como una actividad escolar extracurricular semanal, rápidamente ganó popularidad y se convirtió en un ensayo de dos veces a la semana. Poco después, eran tantos los estudiantes que participaban en el programa que el director de la escuela aprobó que el programa de mariachi se convirtiera en una clase regular y así fue como inició el “Mariachi Los Únicos”.

Explicó lo que significa el nombre en inglés y agregó: “Así le pusimos al grupo ya que en ese entonces era el único mariachi de secundaria de Dallas ISD y estamos muy orgullosos de eso”.

Muchos de los estudiantes del grupo Los Únicos también forman parte de la Orquesta Academy Yellow Jacket, que también dirige Vargas-Garcia. Esto anima a estudiantes, que no conocen la música mexicana, a unirse a sus amigos como integrantes del conjunto de más de 40 estudiantes.

“La Sra. Vargas-Garcia ha creado un programa extraordinario”, indicó el director de Música Instrumental de Dallas ISD, Dimas Delgado. “El Mariachi los Únicos no sólo les brinda una experiencia cultural valiosa a los estudiantes, pero la dedicación y el trabajo riguroso que aprenden les sirve en muchos aspectos académicos”.

Ronald Anthony III ha tocado la guitarra desde que tenía 7 años. Su hermano mayor tocaba el piano en la orquesta de Greiner y le recomendó que participara en el programa. Actualmente en el 7º grado, quiere dedicarse a ser músico profesional. A pesar de que el español no es su idioma natal, ha aprendido a cantar los coros y toca la guitarra para Los Únicos.

“Esto ayuda a que los estudiantes aprendan más sobre nuestra cultura. Los hace participar”, indicó Vargas-Garcia. “Sienten que forman parte de una familia, en particular porque todos los estudiantes se llevan como hermanos y hermanas. Hacemos presentaciones en quinceañeras y bodas. Ellos aprenden todo sobre nuestras tradiciones y lo que se celebra en estas fiestas. Cuando los invitan a comer, pueden probar y ver el tipo de comida que se sirve. Esto expande su perspectiva de la cultura hispana”.

Share.

About Author