Capitana de sóftbol de Samuell High School recibe beca completa gracias a su liderazgo y logros académicos

0

Sol Cabrera, estudiante dedicada, softbolista talentosa y gran líder, dirigió con éxito a su equipo durante la pandemia y obtuvo una beca completa para estudiar neurociencia.

Se graduó de W.W. Samuell Early College High School en junio con un grado asociado en Ciencias además de su diploma de preparatoria. Cabrera estuvo en el 10 por ciento superior de su generación y recibió dos becas universitarias, una de las cuales es una beca completa para estudiar cuatro años en Centre College en Danville, Kentucky.

Durante sus cinco años jugando sóftbol, Cabrera formó parte del equipo varsity por tres años, la nombraron capitana y, además, fue elegida como miembro del 2021 All-District – First Team por el Departamento de Deportes de Dallas ISD. Como capitana, reclutó y orientó a nuevas jugadoras, intervino en las áreas que más necesitaban apoyo y tomó decisiones difíciles por el bien de sus compañeras.

Capitana de sóftbol de Samuell High School recibe beca completa gracias a su liderazgo y logros académicos“No era la persona que soy ahora”, dijo Cabrera. “Era muy tímida, pero estar en el equipo me ayudó a ser quien soy hoy. Veía a las capitanas que me precedieron y las admiraba. Esperaba algún día llegar a ser como ellas”.

El equipo de sóftbol estaba teniendo una gran temporada durante el ciclo escolar 2019-2020 hasta que las escuelas cerraron inesperadamente en marzo de 2020 y se cancelaron los eventos deportivos debido al covid-19. La mayoría de las integrantes del equipo varsity estaban por graduarse, y las jugadoras tenían la tarea de organizarse y reconstruirlo. Ya que no se podían reunir en persona o practicar, Cabrera, quien cursaba 11o grado, empezó a contactar a sus compañeras para saber cómo estaban y para empezar a planificar.

“Cuando me nombraron capitana, una de mis responsabilidades era reclutar a alumnas que pensaba que serían buenas para nuestro equipo”, dijo Cabrera. “No era lanzadora, pero como la que teníamos se graduó en 2020, tuve que aprender. Pero como también me iba a graduar, tuve que enseñarle a otra jugadora a lanzar y a otras les tuve que enseñar a jugar en general. Enseñarles esas habilidades me ayudó a ganarme la confianza y el respeto de las nuevas integrantes desde el principio”.

Como muchas capitanas que la precedieron, Cabrera tuvo que tomar muchas decisiones que afectarían a todo el equipo. Sin embargo, la pandemia presentó nuevos desafíos que nunca se habían visto. Durante su último año de preparatoria, Cabrera y los entrenadores decidieron no participar en un torneo para evitar poner en riesgo la salud de las jugadoras.

“Tenía conversaciones serias con mis compañeras y les preguntaba cómo se sentían y si querían competir o no. Hubo bastantes reuniones con los entrenadores y mi cocapitana”, dijo Cabrera. “Tomamos en consideración la opinión de todos, y si tendríamos transporte, o si nuestros compañeros de clase podrían ir a vernos, y lo que sería mejor para ellos”.

Cabrera tiene dos hermanos menores y es la primera persona en su familia inmediata en ir a la universidad. Después de obtener su licenciatura, espera continuar sus estudios para ser psiquiatra. Se siente motivada por aprender sobre la mente humana para ayudar a las personas afectadas por enfermedades mentales y quiere inspirar a sus hermanos a que alcancen su máximo potencial y logren sus sueños.

“Cuando llegan las nuevas estudiantes, yo trato de encontrar a las nuevas líderes, y fue evidente desde un principio que algún día ella estaría a la altura”, dijo Michael Meyer, entrenador principal de sóftbol en W. W. Samuell High School. “Sol es una compañera ideal. Desde que iba en 9o grado, la he visto aprender y trabajar muy duro en el atletismo y académicamente para llegar adonde está hoy. Representa muy bien al programa de sóftbol de Samuell High School y estoy muy orgulloso de ella. Me hace mucha ilusión ver lo que hará en el futuro”.

Cabrera fue una de 10 estudiantes, de entre 1,500 solicitantes en el país, que recibieron la Posse Scholarship. También se le otorgó la beca Jordan Spieth Family Foundation, que lleva un valor de $10,000.

“Me di cuenta de que he llegado muy lejos cuando me gradué con mi grado asociado y mi diploma en medio de una pandemia”, dijo Cabrera. “Pude encontrar un equilibrio entre mi vida académica, deportiva y personal. Dios me ha bendecido con mentores fantásticos, una maravillosa familia y muy buena gente a mi alrededor. Siempre estaré agradecida”.

Share.
Exit mobile version