Estudiante destacada: el amor por el aprendizaje pone a alumna en el camino al éxito

0

Cuando la vida se pone difícil para Thay Wah, estudiante de 12o grado en Emmett J. Conrad High School, se apoya en las dos cosas que mejor conoce: su pasión por aprender y el amor que siente por su familia. 

Su trayectoria ha estado llena de altibajos, ya que se mudó de Tailandia a Estados Unidos a los 10 años, se enfrentó a la enorme tarea de aprender inglés en la secundaria y perseveró durante la pandemia del COVID-19. Ahora que está lista para graduarse, ve con ilusión su futuro en la Universidad de Texas en Austin.

“Lo más importante para mí es cuando aprendo cosas nuevas que realmente me interesan”, dijo Thay. “Cuando empiezas a aprender algo y sabes cómo hacerlo, puedes hacerlo por tu cuenta. Esa es la parte emocionante”. 

Esa mentalidad le sirvió cuando llegó a Dallas y empezó la escuela secundaria. En ese entonces, Thay y sus padres no hablaban inglés, pero estaba decidida a triunfar y empezó a adquirir nuevas habilidades. En séptimo grado ya hablaba inglés mientras sus maestros seguían ayudándola con la escritura y la lectura; en noveno, ya estaba lista para hacer los trabajos por su cuenta.

“Ir a Conrad fue muy emocionante”, dijo. “Aprendí cosas nuevas y conocí a gente, y me hacía ilusión tomar más clases, sobre todo de lectura y matemáticas. Me enfocaba mucho en mis estudios. Quería aprobar todas mis clases, y quería centrarme en la escuela, así que hacía todo lo posible para tener éxito”. 

Entonces comenzó la pandemia, y Thay sufrió un accidente de coche, entre otras preocupaciones familiares. Acabó con varias ausencias que tuvo que reponer en su último año, pero aún así encontró la motivación para participar en el programa de artes culinarias de Conrad y competir con sus compañeros. 

Una de las cosas que más le gustan de las artes culinarias es probar recetas de otras culturas y descubrir su sabor. Thay espera viajar más en el futuro, y cocinar es para ella una manera de hacerlo desde la comodidad de su propia casa y del aula. 

Lleva solo un año en el programa de artes culinarias de Conrad pero no es ajena a la preparación de comidas. Como la mayor de tres hermanos, ha ayudado a sus padres en innumerables ocasiones, ya sea ayudándoles cocinando, limpiando, cuidando de sus hermanas pequeñas o ayudando a sus padres a pagar las facturas que están en inglés, valora el hecho de estar al lado de su familia todos los días. 

“En Tailandia, enseñan a los niños a respetar a sus mayores, a sus padres y a otras personas. Si una persona mayor te pide que hagas algo, lo haces. Luego vuelves a casa y ayudas a tus padres, y cuidas de tus hermanos”, dice. “Quiero ser una buena hija para mis padres, y quiero ser tan responsable como ellos que tanto trabajan por nosotros”. 

Thay espera con ilusión la próxima etapa de su vida en la Universidad de Texas en Austin en otoño. Aunque todavía está decidiendo qué estudiar, sueña con convertirse en sobrecargo algún día. Por ahora, está decidida a seguir con sus estudios y a ser el orgullo de su familia.

Share.
The Hub

Connecting you to the personalities, places and perspectives of Dallas ISD

Exit mobile version