Coordinador dice que los Centros de Reinicio son un sistema de apoyo para adolescentes que lo necesitan

0

Christopher Jenkins, coordinador del centro de reinicio de Ann Richards STEAM Academy, ha visto lo que les puede ocurrir a los jóvenes cuando no tienen un sistema de apoyo.

Como exoficial de libertad condicional para el estado de Texas, se dio cuenta de que todas las personas en libertad condicional que él había conocido compartían una historia similar. “La mayoría de ellos crecieron con una madre que les dio el mundo, pero el padre estaba ausente, y no tenían un sistema de apoyo. Todos compartían que la mayoría de sus problemas empezaron en la escuela, donde no tenían la voluntad de obtener una educación exitosa, y ahí fue donde empezaron a portarse mal”.

En su último año como oficial de libertad condicional, dice, “trabajé con dos personas en libertad condicional que ayudaron a cambiar mi trayectoria profesional hacia la educación. Uno de mis casos involucró a una persona de más o menos mi edad en ese momento, que se estaba preparando para ser liberado. Cuando le pedí la dirección donde iba vivir, se negó a darla. Dijo que no quería salir de la cárcel por el apoyo y la estabilidad que recibía allí. El segundo era alguien en libertad condicional de unos cincuenta o sesenta años que llevaba tanto tiempo internado que, cada vez que las cosas no salían como él quería, regresaba al alcohol y creaba a propósito situaciones que lo llevarán a la cárcel.

“Debido a esta tendencia desafiante, vi la necesidad de un sistema de apoyo. Sentí que la educación era el mejor camino a seguir. Quería influir en la vida de los demás antes de que acabaran en el sistema penitenciario”.

Ahora, después de 10 años en la educación, ocho de ellos en Dallas ISD, Jenkins es coordinador en uno de los 52 centros del distrito, ayudando a crear ese sistema de apoyo para los estudiantes que lo necesitan.

Coordinador dice que los Centros de Reinicio son un sistema de apoyo para adolescentes que lo necesitan“El mayor cambio que he visto es que este programa ha creado un espacio seguro para los estudiantes de Ann Richards STEAM Academy. Saben que cuando vienen aquí, este es un lugar donde pueden compartir las experiencias de casa o de la escuela que les han llevado a tomar malas decisiones y a cometer errores. También se sienten seguros de compartir y aprender formas para abordar sus comportamientos erróneos y ver una perspectiva más amplia de cómo tener éxito en la escuela y en la vida.”

El año pasado, en un esfuerzo por mejorar un sistema de disciplina anticuado que, según los líderes del distrito, no funcionaba para los estudiantes de color, Dallas ISD puso fin a la mayoría de las suspensiones disciplinarias, incorporando en su lugar “reset centers” en las escuelas secundarias y preparatorias, mientras que toda infracción seria sigue pasando por el programa disciplinario de educación alternativa.

La cultura del centro está teniendo un gran impacto en los datos generales de Ann Richards STEAM Academy, dijo Jenkins. “Durante el año escolar 2021-2022, la escuela ha visto una disminución del 37% en el número de remisiones de comportamiento en comparación con el mismo tiempo en el año escolar 2019-2020”.

Aunque el centro todavía está en proceso de seguir evolucionando, dijo, ha visto buenos resultados para aquellos estudiantes que aprovechan el programa.  “Para los estudiantes que realmente están interiorizando lo que están aprendiendo en el programa, he tenido padres que comparten que sus estudiantes están tomando lo que han aprendido y compartiéndolo con sus familias en casa. Los padres me han dicho que sus estudiantes están practicando ser más conscientes en casa e incluso les han enseñado cómo practicarlo ellos mismos. Esos estudiantes están tomando lo que han aprendido y les está impactando de manera positiva”.

Jenkins tiene muchas ideas para seguir desarrollando el centro en Ann Richards, y la primera es crear colaboraciones. “Tenemos que recuperar a nuestros socios comunitarios para ayudar a nuestra escuela y a los estudiantes a tener éxito. Quiero encontrar maneras de apoyar a las familias aún más, para que puedan apoyar a sus estudiantes.”

Su segundo objetivo es desarrollar un programa de tutoría para los estudiantes. “Antes de Covid, teníamos un programa de tutoría dirigido a los estudiantes que necesitaban apoyo. Este programa agrupaba a estudiantes y maestros mentores que se reunían semanalmente para que los estudiantes establecieran vínculos con sus maestros fuera de los contenidos. Se trata de una iniciativa que quiero traer de nuevo a Ann Richards, ya que creo firmemente que estamos perdiendo una oportunidad fundamental. Muchos de nuestros estudiantes no tienen a nadie a quien acudir en busca de apoyo y orientación cuando salen de la escuela”.

Para otros que se encuentran en el rol de trabajar en un centro de reinicio, Jenkins tiene este consejo. “Tengan paciencia. Con el inicio de las prácticas de reajuste y restaurativas vienen muchas preguntas y mucha incertidumbre. Te vas a encontrar con muchas preguntas para las que quizá no tengas respuesta. Mantén tu enfoque y no dejes que esto te desvíe del propósito del programa.

“En segundo lugar, aprovecha tu propia creatividad. Ahora es el momento de sacar esas ideas innovadoras que puedes tener y que no has tenido la oportunidad de utilizar en el pasado, especialmente si estabas en el salón de clases. Sé creativo con las prácticas restaurativas y apoya a los estudiantes en tomar mejores decisiones que van a ayudarles a tener éxito en la escuela y más allá”.

Share.
The Hub

Connecting you to the personalities, places and perspectives of Dallas ISD

Exit mobile version