Educadora con años de experiencia aprovecha su trabajo, competiciones estatales y asociaciones comunitarias para inspirar a estudiantes de arte

0

Las obras de arte de Kellie Lawson son parte de la exhibición The Heart of Teaching 2021 de la Fundación Educativa de Dallas. Cada día, los maestros de arte, la mayoría de los cuales siguen trabajando como artistas, comparten su don con los estudiantes y los motivan a hacer más de lo que alguna vez se imaginaron. Aprenda más sobre The Heart of Teaching en futureofdallas.org/event2021.

Durante sus 24 años en Rosemont, Kellie Lawson, maestra de arte, ha forjado colaboraciones valiosas con instituciones de arte locales que mejoran la experiencia de los estudiantes. Incluso, apoyó a un estudiante que después volvió a Rosemont como maestro de arte.  

Lawson enseña a cada uno de los estudiantes de cuarto y quinto grado en Rosemont Lower, y cada estudiante de secundaria en Rosemont Upper que elige las artes visuales como clase electiva.

“No creo haber conocido a un estudiante a quien no le encante crear arte de alguna forma”, dijo Lawson. “El arte se relaciona con cada materia. El arte refleja lo que sucede en la historia. El arte y las matemáticas van de la mano. Hay muchos campos en los que los estudiantes pueden aprovechar su amor y conocimiento del arte y su habilidad artística para trabajar y hacerlo bien. En verdad trato de que los estudiantes hagan esa conexión”.

En la secundaria, enseña Fundamentos de Arte y Arte de Estudio en las que los estudiantes practican varias formas de arte, desde bocetos y proyectos de diseño a cerámica y escultura. Su clase sirve como base para los estudiantes que continúan trabajando por mejorar sus habilidades con las artes visuales y bellas artes en la preparatoria.

 

La Asociación de Educación de Arte de Texas, organización que se enfoca en promover la calidad de la educación de artes visuales en Texas, recientemente otorgó a Dallas ISD el premio District of Distinction, el cual reconoce a distritos por su excelente liderazgo en promover las artes en su distrito y la comunidad. Cada año, los estudiantes de secundaria de Lawson participan en el Junior Visual Arts Scholastic Event de la TAEA, en el que muestran y explican su trabajo a jueces y compiten contra otros jóvenes artistas talentosos.

“Este es un increíble reconocimiento a los talentosos estudiantes y maestros en Dallas ISD”, dijo Tim Linley, director ejecutivo de Enriquecimiento Académico. “La designación como un Distrito Distinguido de la TAEA coloca al programa de artes visuales de Dallas ISD entre el cuatro por ciento superior de distritos escolares en el estado. Dallas ISD es el distrito escolar más grande en obtener este reconocimiento. Aquí en Dallas, siempre hemos sabido que nuestros estudiantes y maestros son simplemente los mejores. ¡Ahora, el resto del estado lo sabe también!”.

Un pilar en la comunidad

Tras obtener su licenciatura en bellas artes y una maestría en arquitectura, Lawson trabajó como diseñadora arquitectónica. En 1997, trabajaba medio tiempo desde casa y también ayudaba en Rosemont como presidenta de la PTA, donde sus dos hijos asistían a clases.

La maestra de arte en Rosemont en ese momento se tuvo que mudar a otro estado y la directora le preguntó a Lawson si podía ser la suplente. Decidió ayudar y se enamoró del trabajo por lo cual obtuvo su certificación docente y ha sido maestra en Rosemont desde entonces. 

“Tengo estudiantes cuyos padres formaron parte de mi club de arte cuando empecé”, comentó Lawson. “Pero, sin duda, el momento que más impacto ha tenido en mí fue cuando un maestro de tercer grado que empezó con nosotros el año pasado vino para su entrevista y me visitó. Tengo fotos de él en un momento gracioso, con una caja sobre su cabeza y divirtiéndose en mi club de arte. Sus estudiantes piensan que es gracioso como él también estuvo en Rosemont de niño”.

Cuando recién empezó a dar clases, Lawson tuvo la oportunidad de mostrar el trabajo de sus estudiantes en la Oficina de Asuntos Culturales de la ciudad de Dallas. Desde entonces, la ciudad destaca el trabajo de sus estudiantes, y, cuando el edificio original cambió de dueño, habló con los gerentes del Centro Cultural de Oak Cliff, quienes acordaron realizar una exhibición anual de las obras de los estudiantes.

En Rosemont, también se ha desarrollado una colaboración importante con el Nasher Sculpture Center. El museo creó un programa para los estudiantes de Lawson llamado GROW, en que un grupo de estudiantes de segundo grado visitan el centro de esculturas juntos, varias veces, hasta quinto grado.

“Vivo en el vecindario”, dijo Lawson, “a cinco minutos de Rosemont. Es mi comunidad. Llevo viviendo en el norte de Oak Cliff desde 1985, y ahora veo una nueva generación de alumnos que son los hijos de mis alumnos de antaño. ¡Me encanta!”.

Share.
Exit mobile version