Vicepresidente de su generación, líder de la banda y atleta: involucramiento escolar le dio segundo aire a un estudiante que lidió con situación precaria

0

Matthew Jackson dejó de lado el espíritu escolar y el aprovechamiento académico durante su primer año de preparatoria ya que estaba luchando día a día por encontrar un lugar donde dormir.

Con el apoyo del personal de North Dallas High School, Jackson aprendió a lidiar con sus traumas emocionales, se volvió a motivar por aprender y empezó a participar y a disfrutar las actividades extracurriculares de su escuela. Fue vicepresidente de su generación, tambor mayor de la banda de marcha, medallista en atletismo y becario.

Vicepresidente de su generación, líder de la banda y atleta: involucramiento escolar le dio segundo aire a un estudiante que lidió con situación precaria“El amor lo cambia todo”, dijo Jackson. “Lo que estás sintiendo en este momento no durará para siempre. El dolor y el desaliento que acompañan la desesperanza no duran para siempre, porque uno conoce a personas que lo cuidan y lo quieren por ser quien es”.

La depresión y la ansiedad que nacieron de su situación precaria lo llevaron a salirse de sus clases con frecuencia, inclusive a no presentarse en lo absoluto. Sherri Cleaver, trabajadora social en NDHS, se reunía a menudo con Jackson y lo ayudó a sobrellevar sus dificultades. Cuando entendió que su vida solo se haría más difícil si seguía como estaba, decidió cambiar.

“Fui a su oficina por primera vez cuando tenía 14 años y hablamos largo rato. Recuerdo que me dijo que si seguía alejándome de la gente y me hacía el que no quería conocer a nadie, nunca sabría lo que es tener a alguien que me apoye en la vida”, dijo Jackson. “Me dijo varias veces que yo le importaba y que quería verme crecer”.

Como parte de una asociación con Servicios de Salud Mental de Dallas ISD, Parkland Hospital opera 10 clínicas Youth and Family en escuelas del distrito. Sus equipos de terapeutas y psiquiatras con licencia ofrecen una variedad de servicios para promover el bienestar de los estudiantes y las familias, entre ellos, encontrar recursos para cumplir con las necesidades básicas de los estudiantes, llevar a cabo evaluaciones y brindar servicios de consejería.

Con el apoyo de su madre y el personal escolar, Jackson empezó a tener una experiencia de preparatoria regular. Empezó a obtener buenas notas, lo cual lo llevó a unirse a la National Honor Society y subió su promedio académico a 3.4. En 10o grado, se unió al equipo de atletismo de la escuela y en 11o, se integró a la banda de marcha y el consejo estudiantil, todo mientras trabajaba en The Rustic.

“Si me preguntan qué cambiaría de mi tiempo en la preparatoria, diría que lo volvería a hacer todo exactamente igual”, dijo Jackson. “Si no, no hubiera llegado a ser quien soy ahora, no podría motivar a otros estudiantes como lo he hecho y no hubiera conocido a la gente que conozco”.

Jackson obtuvo una beca para asistir a Texas A&M University-Texarkana, donde estudia psiquiatría.

Share.
Exit mobile version