Se invita a padres y estudiantes a compartir su opinión durante sesión sobre disciplina efectiva

0

Dallas ISD ha establecido un plazo para llevar a cabo conversaciones con la meta de establecer prácticas de disciplina restaurativa en todas las escuelas. Lo que se busca con estas conversaciones sería desarrollar una estrategia sólida y holística para mejorar la disciplina estudiantil. Una parte esencial de este trabajo es eliminar las suspensiones por ofensas discrecionales a Nivel I y Nivel II a partir del año escolar 2021–2022. Las ofensas de Nivel III y Nivel IV resultan en un retiro obligatorio a un sitio alternativo.

Mientras se determina cómo avanzar, los representantes del distrito están pidiendo la opinión de los padres, estudiantes y la comunidad. Se les invita a un seminario a través de Zoom el 18 de mayo (regístrese aquí) y el 20 de mayo (regístrese aquí) para informarse más y proporcionar comentarios sobre prácticas disciplinarias efectivas.

Los representantes del distrito se han estado reuniendo con directores, maestros, padres, estudiantes y la comunidad para replantearse las suspensiones fuera de la escuela. La Junta Escolar de Dallas ISD eliminó las suspensiones fuera de la escuela para los estudiantes prekínder a 2o grado en 2017. Esta medida ahora afectará todos los grados y las suspensiones tanto fuera como dentro de la escuela.

Según los comentarios que se reciban, el distrito financiará el puesto de un coordinador del Centro de Reinicio (Reset Center) en las 52 secundarias y preparatorias tradicionales para que cuenten con un miembro del personal que trabaje con los estudiantes quienes, en el pasado, hubieran sido suspendidos por razones de disciplina por comportamientos inapropiados. Estas escuelas también recibirán recursos para realizar intervenciones y trabajar con los estudiantes a través del Centro de Reinicio, mientras los mantienen enfocados en sus tareas y aprendizaje.

El distrito también tiene la intención de capacitar a los maestros y el personal sobre las mejores prácticas de aprendizaje socioemocional y resolución de conflictos y al mismo tiempo, incrementar el acceso a la consejería y servicios de salud mental. Además, lo que se ha aprendido a través del uso de la tecnología durante la pandemia permitirá a los estudiantes seguir aprendiendo de los maestros y acceder a lecciones de manejo de comportamiento y aprendizaje socioemocional.

“La idea es que si el estudiante comete infracciones de Nivel I o II constantemente, podamos darle apoyo para saber por qué está comportándose así”, dijo Vince Reyes, superintendente asistente. “Queremos crear un sistema de apoyo y responsabilidad en torno al estudiante en lugar de retirarlo de la clase donde puede aprender y enviarlo a casa”.

Share.
Exit mobile version