“Es mi vocación”: maestra ayuda a nuevos educadores a adaptarse en su primer año

0

Para convertirse en capacitadora y líder escolar, Teresa Walter, educadora con un largo trayecto de experiencia y maestra distinguida superó la ansiedad y el agobio de ser maestra nueva. Ahora, ayuda a otros a hacer lo mismo.

Además de sus 14 años como maestra, Walter ha fungido como mentora principal en Trinity Heights Talented and Gifted y como capacitadora para los nuevos maestros de Dallas ISD.

Trinity Heights TAG es una escuela de 1o a 7o grado que está entre las 30 escuelas magnet de alta calidad de Dallas ISD. Su programa para estudiantes talentosos y dotados mantiene y utiliza una variedad de estrategias educativas de lectura y artes del lenguaje, matemáticas, ciencias y ciencias sociales. Los maestros ayudan a los estudiantes para que se desempeñen a un alto nivel en dos idiomas y para que conozcan dos culturas a través de un programa riguroso de lenguaje dual basado en proyectos y enfocado en el estudiante.

“Es mi vocación”: maestra ayuda a nuevos educadores a adaptarse en su primer añoLos padres interesados en inscribir a sus hijos en Trinity Heights TAG, o en una de las más de 100 escuelas de opción o programas especializados de Dallas ISD, pueden llenar su solicitud en www.dallasisd.org/dallasisdesparati . Para el año escolar 2021-2022, la escuela aceptará por primera vez a estudiantes de octavo grado.

Una educadora resiliente

Walter nació y creció en Memphis, Texas, y se mudó a Dallas para estudiar en Paul Quinn College. Cuando empezó a dar clases de matemáticas de secundaria en 2007, Walter a menudo sintió una ansiedad sofocante por tener que cumplir con los estándares de la escuela y educar de manera efectiva a los estudiantes. Hoy, ella facilita la transición para los nuevos maestros que llegan a su escuela, donde sigue siendo maestra de matemáticas de sexto y séptimo grado.

“Hubo muchos días en que iba al baño a llorar porque todo me agobiaba. Sé que sin mi mentor, no hubiera llegado a completar mi primer año”, dijo Walter. “Desde ese año, juré que ningún otro maestro pasaría por lo mismo. Saber que estoy dándoles a los maestros el apoyo que necesitan me da una satisfacción personal. Creo que estaba en mi destino dedicarme a esto”.

Entrevistamos a Walter para saber de qué manera apoya a los nuevos maestros de Dallas ISD, al personal escolar y a los estudiantes talentosos y dotados.

¿Qué le gusta de su trabajo en Trinity Heights TAG?

—Este es mi primer año en Trinity Heights, pero trabajé antes con la directora Marquetta Masters cuando enseñaba en Frederick Douglass Elementary School. Me contrató en 2014 y fue mi primer trabajo en Dallas ISD, y trabajé con ella por cinco años como maestra de matemáticas de quinto grado. Me fui a otra escuela unos años, y luego cuando la contacté, me preguntó si quería venir a Trinity Heights.

Llevo aquí medio año y me encanta. El personal escolar es como mi familia. Nos ayudamos cuando necesitamos y priorizamos a los estudiantes.

Aquí, los estudiantes tienen confianza con los maestros. Quieren que uno les dé la información, y eso es porque somos una escuela magnet. También hay varias actividades extracurriculares, como robótica, Destination Imagination, Lone Star y el aprendizaje basado en proyectos, que ayudan a los estudiantes a practicar lo aprendido y formar un vínculo sólido con los maestros.

¿Cómo apoya a los maestros de todo el distrito?

—Cuando enseñaba en Douglass Elementary, Antoinese Leake, quien ahora es coordinadora académica del departamento de matemáticas STEM, era la facilitadora escolar. En la primavera de 2018, me preguntó si dictaría una capacitación profesional durante el verano para maestros actuales acerca del material que necesitarían para enseñar las seis semanas de instrucción.

Estaba en un grupo con otros maestros y lo hicimos tan bien que nos mantuvieron juntos. Ayudamos a otros maestros a aprender lo necesario para que sus estudiantes triunfaran. Luego, nos pidieron dar una capacitación sobre las mejores prácticas y cómo navegar el distrito durante la Academia de Nuevos Maestros.

De ahí, pasamos a capacitar a maestros veteranos cada seis semanas. Proveemos oportunidades de colaboración e ideas y compartimos información para ayudar a los maestros a crecer y apoyar a los estudiantes de la manera necesaria.

Había una nueva maestra que conocí en esa sesión que estaba haciendo muchas preguntas y se sentía agobiada. Le dije: “Tómatelo un día a la vez. Si llegas a necesitar ayuda, mándame un correo y te ayudaré como pueda”. Me envió un correo y le pude dar algunas ideas que usó en su clase. Así que, trato de proveer este tipo de actividades o cualquier cosa que los maestros puedan necesitar cuando estén confundidos sobre cómo enseñar un concepto”.

¿Cómo apoya a los maestros nuevos en su escuela?

—En Trinity Heights, también soy la mentora principal y formo parte del equipo de liderazgo educativo del plantel. Como mentora, lo que hago es básicamente lo mismo que hago para el distrito pero con cada maestro nuevo en la escuela.

Ahora mismo, tenemos dos maestros nuevos en la secundaria. Les ayudo con dudas sobre la asistencia o cómo ingresar las calificaciones. Les enseño sobre la educación y el sistema para que no se sientan abrumados. Si un maestro tiene una pregunta sobre cómo impartir una lección de historia, le proporciono ideas sobre cómo yo enseñaría ese concepto para mantener el interés de los estudiantes. Yo sé que no a todos los maestros les gusta bailar o cantar en el salón de clases como a mí. Pero lo que hago es compartir esas ideas, así como otras, con los maestros. Les proporciono todas estas ideas para que las puedan utilizar y puedan ver si les ayudan con sus estudiantes. Compartir ideas es básicamente lo que hago.

¿Cambió su trabajo a partir de la pandemia?

—Muchas de estas juntas ahora se realizan a través de Zoom o en lugares donde es posible mantener distanciamiento social. Pero la pandemia no ha cambiado como formo relaciones. Cambia la distancia que se debe tener entre las personas. Cambia cómo ayudo a las personas. Soy una persona sentimental. Doy abrazos y choco los cinco. Pero no cambió como formo relaciones o como les ayudo a completar lecciones.

Mi capacitación más reciente para el distrito fue a través de Zoom, igual estamos proporcionando la misma información. Uno de los maestros necesitaba ayuda con el objetivo de aprendizaje del estudiante, así que nos reunimos a través de Zoom y él compartió su pantalla y pudimos resolverlo.

¿Cuáles son algunas de las cosas que hace en su salón de clases para mantener el interés de los estudiantes?

—Mi filosofía es enseñar con positividad. Muchos niños dicen: ‘¡No entiendo!’, o ‘No me va bien con las matemáticas’; y yo les digo: ‘lo que manifiestes es lo que se presentará’. Les enseño a nunca decir ‘No lo puedo hacer,’ o ‘No me va bien con esto.’ Hay que pensar de manera positiva para que puedas aprender contenido nuevo. Así que eso es lo que hago: siempre enseñar con positividad y hacer que la lección sea emocionante.

Yo siempre encuentro la manera. Bailo. Canto. Por ejemplo: hay una actividad que uso para enseñar el orden de operaciones con el juego rayuela y una canción, así los estudiantes se divierten mientras aprenden.

Desde principios de octubre, he estado utilizando la plataforma Pear Deck que está disponible a través de Dallas ISD, y he aprendido como manejarla y mantener cautivados a los estudiantes. Esta plataforma les permite a los estudiantes jugar juegos que les ayudan a aprender. Los estudiantes pueden arrastrar iconos en la pantalla, pueden hacer que se lea el contenido de las diapositivas o ver videos del contenido. Todas mis lecciones, ya sea en aprendizaje virtual o presencial, incluyen multimedia y debates sobre matemáticas para mantener el interés.

Tampoco permito que se sientan incómodos si no saben la respuesta. Siempre les doy opciones para trabajar juntos si están teniendo dificultades. Una opción es la llamada a un amigo. Esa idea la tomé del programa ¿Quién quiere ser millonario? y permite al estudiante pedirle la respuesta a un compañero. Ambos estudiantes trabajan juntos, se enfocan en sus actividades y asumen la responsabilidad de completar sus trabajos. Así, los estudiantes logran el éxito académico.

Share.
Exit mobile version