Alpher Garrett-Jones: Una eterna dedicación al sur de Dallas ISD

0

Para trabajar de manera eficiente con estudiantes de comunidades difíciles, se requiere de una combinación de habilidades, creencias y principios. Un gran ejemplo de esto es Alpher Garrett-Jones, maestra, subdirectora y directora, quien ha servido como líder educativa en el distrito durante más de tres décadas, la mayoría de las cuales han sido en las escuelas del sur de Dallas.

Si hay alguien que puede decir que Dallas ISD es su hogar, es Garrett-Jones, exdirectora de Charles Rice Learning Center, quien ahora está al frente de Paul L. Dunbar Learning Center. Creció en la comunidad de Bonton en el sur de Dallas junto a sus siete hermanos y asistió a H. S. Thompson Elementary School y Pearl C. Anderson Middle School antes de graduarse de Lincoln High School. Después de la universidad, Garrett-Jones volvió a H. S. Thompson para comenzar su carrera como maestra de Title I con la orientación de su maestra de primer grado, Veverly Phillips, quien seguía laborando en un salón de clases de educación preescolar. Gracias al cuidado y atención de la Sra. Phillips, aprendió lo básico sobre la instrucción efectiva en un salón de clases lo cual formó su estilo de liderazgo, comenta Garrett-Jones.

Dice que la clave de su trabajo con los estudiantes es forjar relaciones, cosa que aprendió de sus maestros y que le permitió cumplir sus metas en la vida.

Al recordar sus años creciendo en Bonton, Garrett-Jones dice con una sonrisa que sus vecinos y maestros sentían un gran cariño y se preocupaban por ellos, tanto así que no dudaban en corregir a los niños.

“En los años 60, caminando por la calle Bexar, no era la mejor vista del mundo, pero era mi hogar, y todo el mundo cuidaba de los niños de los vecinos, les gustaba ayudar y cuidar el uno del otro”, dijo.

“Tuve una gran experiencia en primaria, secundaria y preparatoria. Los maestros nos cuidaban, y no nos lo tomábamos a la ligera ya que sabíamos en qué condiciones vivíamos, aunque nuestros padres nos las ocultaran por protegernos”. Dijo que los maestros exigían mucho. Les recordaban a los estudiantes que tenían la suerte de poder estudiar y recalcaban la importancia del buen uso del tiempo. Atribuye muchas de las lecciones que aprendió a sus maestros, quienes le dieron la formación necesaria para convertirse en la educadora que es hoy en día.

“Ahora recuerdo los nombres de esas personas y me da risa porque, en ese entonces, creíamos que eran muy exigentes, pero lo hacían por una razón: sabían que este mundo no sería bondadoso. Nos enseñaron a ser maestros dedicados”.

Garrett-Jones dice que mostrarles a los estudiantes lo importantes que son es una base de su trabajo como directora. Ha trabajado en la comunidad tanto tiempo que ahora enseña a los hijos de sus antiguos estudiantes, y valora la confianza que ha establecido con los padres a lo largo de los años. Sigue considerando que es importante conocer bien a los estudiantes y se toma el tiempo de hacerles preguntas sobre lo que les gusta hacer, ya sea cantar, grabar videos de TikTok, rapear, escribir o recitar poemas.

“Me gusta ir a la cafetería, no solo a supervisar, sino para conocer a los estudiantes para saber cuáles son sus intereses. Siempre he pensado que debemos encontrar su talento y fomentarlo, cualquier cosa que los entusiasme y desarrolle sus habilidades. Por eso es tan importante promover las bellas artes”.

Garrett-Jones, talentosa cantante quien como estudiante realizó interpretaciones junto con la banda de jazz de Pearl C. Anderson, es conocida en el sur de Dallas por fomentar la participación en las artes como manera de conectar con los estudiantes. Sus escuelas tienen una tradición de contar con programas galardonados de artes visuales y escénicas .

“Eso es muy importante para mí. Ves cómo las bellas artes dan al estudiante una razón por la cual ir a la escuela. ¿Qué los emociona? ¿Qué los motivará a venir a la escuela todos los días? Por eso cuando la gente empieza a hablar de que va a haber recortes a los programas de artes, me duele porque fueron tan importantes en mi vida”.

Además de forjar relaciones y promover las artes, Garrett-Jones dice que la enseñanza cautivadora es esencial para que los estudiantes estén interesados y motivados, otra lección que aprendió de sus maestros mentores que predica a los maestros actuales. Cuando entra en un salón para observar, siempre está pendiente de que los estudiantes estén participando, y agregó: “no es posible que un estudiante avance si está dormido”.

Al preguntarle por qué ha pasado tantos años con los estudiantes de algunas de las comunidades de Dallas ISD más difíciles, Garrett-Jones recuerda una conversación que tuvo con un estudiante hace más de 20 años. Fue a su casa para hablar con él y sus padres, y se dio cuenta de que había entrado en un ambiente caótico y posiblemente peligroso. La experiencia la convenció de que los estudiantes como aquel joven necesitaban del cuidado y la estabilidad de educadores responsables con quienes pudieran contar y que los apoyarían.

“Fue esa experiencia la que cambió mi perspectiva para siempre en torno a los estudiantes en nuestra comunidad. Muchas veces he dicho que prefiero estar en mi propia comunidad. Mi comunidad es el sur de Dallas”.

Share.
The Hub

Connecting you to the personalities, places and perspectives of Dallas ISD

Exit mobile version